PENSAMIENTO DE LA ARTISTA




Mi infancia y juventud fueron marcadas por los cambios; países, idiomas, culturas… gran experiencia la de conocer tantas personas que siempre quedarán en mi memoria.


Mi vida universitaria comenzó con los idiomas (Traducción); español, francés e inglés; un puente en la comunicación directa, insustituíble en las relaciones humanas.


Esta vida universitaria se extendió a las Ciencias (Bióloga), donde conocí la inmensa creación de Dios desde la perspectiva científica; el conocimiento físico, químico, bioquímico de plantas, animales y el del Hombre.


Mi vida profesional, en su comienzo, estuvo ligada a las Ciencias y a las Comunicaciones (Biodata Ltda.), las que en ese entonces comenzaban a cambiar la forma en que el mundo se comunicaría.


Las artes fueron una constante durante toda mi vida a través del ballet, el dibujo y la pintura. Fue la enfermedad de un ser querido la que me instaló definitivamente en las artes. El hecho de tomar un tiempo “sabático” para acompañar a mi padre enfermo, me llevó a seguir el diplomado de Arte en la Universidad Católica.


Fue la decisión de ayudar a las personas con historial de vida en la calle, a través de la entrega económica de cada cuadro que vendo para la Corporación Nuestra Casa (www.nuestra-casa.cl), lo que me ha motivado a ser una profesional de la pintura.


Ellos son el motor de mi creación, a través de la cual plasmo mi pasión por los caballos en las telas blancas.


Finalmente, nada de lo descrito anteriormente podría haber sido posible sin el constante amor y apoyo, a lo largo de más de 30 años, de mi marido José Rafael, quien con infinita paciencia ha acompañado siempre en cada nueva aventura que ha emprendido su inquieta compañera!


Como extensión de estos 30 años, nuestros 3 hijos, M. Verónica, Jota y Valentina, como tambien Sebastián mi yerno; han sido tan apoyadores y entusiastas como su papá.


Gracias a la vida, que me ha dado tanto…





Todas las imágenes y contenidos ©2006-2009 Veronica Garcia Huidobro